La UE se ha fijado el ambicioso objetivo de lograr la neutralidad climática en 2050, reduciendo las emisiones de CO2 a cero.

Esto sólo se conseguirá si se evita en gran medida la combustión de los combustibles fósiles. Una buena solución serían las bombas de calor, pero por desgracia no todas las casas son aptas para calentarse con esta tecnología. Entonces, ¿Cómo calentaremos nuestros hogares el día de mañana? Sin duda a través del hidrógeno, ya que aunque pueda parecer una tecnología futurista, la realidad es que ya a día de hoy podemos reducir significativamente las emisiones de CO2 añadiendo un 20% de hidrógeno al gas natural.

Como líder en innovación en el sector de la calefacción, Viessmann ya dispone de soluciones híbridas con hidrógeno para viviendas unifamiliares, edificios de apartamentos e industrias que seguirán garantizando un suministro de calor asequible y fiable en el futuro. Los operadores de sistemas que confían en la moderna tecnología de Viessmann para sus sistemas de calefacción a gas ya están promoviendo esta neutralidad climática. 

El Hidrógeno será una de nuestras principales armas para  reducir las emisiones de CO2 

La revolución energética en el sector de la construcción no puede  limitarse únicamente a los sistemas de calefacción eléctrica, ya  que ello requeriría enormes inversiones para multiplicar la  generación de energía. Para no sobrecargar financieramente a los  consumidores y a la economía, ya se prevé que para 2050 habrá un mix razonable de generadores de calor alimentados por  electricidad, así como calderas de condensación de gas y pilas de

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Abrir chat